Nacional
Imagen Pública y las Promesas de Cambio PDF Imprimir E-mail
Escrito por Héctor Ygonet Céspedes   
Jueves, 18 de Marzo de 2010 03:19

El primer tratado moderno de imagen pública fue escrito por Nicolás Maquiavelo en su clásico "El Príncipe".

Leer más...
 
La Injusticia es para Todos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Diario El Comercio   
Lunes, 15 de Febrero de 2010 13:39

Estimado Dr. Oquendo:

He escuchado sus programas de los últimos días y sus comentarios sobre el caso terrible de la Sra. Emme (qepd). Han sido muy profesionales, inteligentes y valientes. Me congratulo con usted por ello. Sin embargo me parece que a sus análisis les ha faltado integrar un componente muy actual e importante. Supongo que por el horario, usted no pudo ver la cadena nacional que el Gobierno "le sacó" al Sr. Jaime Mantilla precisamente el martes 12 de enero, dos días antes del accidente en el que falleció la mencionada Sra. Emme. En esa cadena el Gobierno vilipendió al Sr. Mantilla acusándolo por poco de ser un monstro por haber "atropellado" a una niña pobre en la vía Sangolquí - Amaguaña. Esta cadena, emitida en horario AAA, y en la que también se volvió a atacar vilmente a Jorge Ortiz, fue sólo una parte más de una serie de noticias emitidas en los mal llamados canales de TV del Estado (pues inescrupulosamente son del Gobierno) y de sus otros medios de comunicación.

La familia de Natalia Emme, con quien no me une absolutamente ningún vínculo, clama por justicia, pero es ella sola contra todo un aparataje estatal que, dicho sea de paso, es todo menos digno, justo, solidario, equitativo, igualitario, incluyente, democrático, ni ninguna de esas palabritas mágicas que usa la revolución ciudadana para fascinar (léase pendejizar) al pueblo. Pues, bien, por todo ello yo quiero hacer notar algunas diferencias entre los dos accidentes, el de la Sra. Borja, esposa del Fiscal Pesantez, y el del Sr. Mantilla:

SRA. BORJA

SR. MANTILLA

Iba invadiendo una vía exclusiva de transporte público (contravención 1)

Iba por una vía pública normal

Iba a exceso de velocidad (contravención 2)

Conducía dentro de los límites permitidos por la ley

El vehículo tenía vidrios polarizados (contravención 3)

Su vehículo tenía vidrios con la translucidez permitida por la ley

El vehículo circulaba sin placas (contravención 4)

Su vehículo tenía las placas de rigor

El/la contraventor/a impactó a la víctima de frente

La víctima impactó al vehículo (también víctima) lateralmente

Después del atropellamiento hubo protección a los causantes del accidente utilizando para ello a por lo menos un centenar de policías y otra infraestructura estatal

Después de accidente el conductor se detuvo, recogió a la víctima y la trasladó personalmente al Hospital Metropolitano de Quito asumiendo total responsabilidad tanto personal como económica.

Ni una sola cadena nacional a favor de la víctima. Ni una sola entrevista a la familia de Natalia.

En contra de todo principio el Gobierno y sus serviles medios de comunicación emplearon decenas de minutos de programación a denostar contra el Sr. Mantilla, cuya actitud fue en realidad lo más humanitaria, solidaria, responsable, ética y sobre todo decente.

El parte policial recogió los relatos de los testigos que indicaban la responsabilidad de la Sra. Borja. Aparentemente el parte ya fue cambiado.

El parte policial liberaba de culpabilidad al Sr. Mantilla con declaraciones de la propia madre de la víctima. Luego, la información fue cambiada a través de los medios de comunicación del Gobierno, incluso por la misma madre de la niña a quien se le ofreció toda la ayuda del Gobierno (si el conductor no hubiese sido periodista, NUNCA le hubiera dado semejante cobertura en los medios ni semejante apoyo a la familia de la niña accidentada).

A las 18:00 la supuesta Sra. Borja dejó de ser retenida. Y digo "supuesta" porque la mujer que salió del centro de retención con gafas oscuras y cubierta su cabeza con la blusa que traía puesta la verdadera Sra. Borja durante el accidente, resultó ser una doble. El propio abogado de la Sra. Borja admitió que la persona que salía en las tomas de tv escoltada y que daba declaraciones apresuradas a la prensa no era en realidad la Sra. Borja sino "quién sabe". Un burdo montaje, que una vez descubierto, dejó entrever que la Sra. Borja nunca estuvo detenida. Pero por si acaso, les toco echar abajo el montaje una vez que la prensa les enfrentó con pruebas del montaje.

El Sr. Mantilla pasó en la cárcel y sólo fue liberado por ser de la tercera edad. A propósito, yo no creo que las personas que atropellan deban ir a la cárcel, excepto cuando se trate de una contravención flagrante como conducir ebrio, o manejar a exceso de velocidad en una vía prohibida como en el caso de la Sra. Borja. Pero la ley absurdamente así lo dispone: a la cárcel va todo involucrado en un accidente en el que hayan heridos, incluso las personas que han sufrido un accidente por parte de algún irresponsable. A propósito también, a esta ley el Presidente Correa la calificó como la mejor de Sudamérica (es de una megalomanía infinita este señor).

La víctima murió de contado.

La víctima no sufrió la rotura de ni un solo hueso.

Aclaro que tampoco conozco al Sr. Mantilla. Ni siquiera compro el diario El Hoy. Pero siempre me pareció de lo más bajo la forma en que el Gobierno manejó este caso. Con tal de disminuir a un crítico, la revolución ciudadana lo admite todo. Lucidez, mucha, especialmente para ciertas cosas; limpieza, poca o ninguna.

Hoy escuché al abogado del policía que se auto culpó por el accidente. Dijo como parte central de su declaración que "con las audiencias de estos días quedó demostrado que su cliente fue quien conducía"; como si ese fuera el fin para el que fue contratado este abogado; parecía más ser abogado de la Sra. Pesantez en lugar abogado del policía. Este abogado también dijo que ellos invadían vía porque "un vehículo sospechoso les venía persiguiendo y que por seguridad de la señora hicieron lo que hicieron". O son delirios de conspiración y persecución o son puros cuentos chinos; en todo caso ambas cosas caracterizan a muchos izquierdistas de hoy, de esos del S. XXI.

El descaro y la sinvergüencería no tienen límites. El no tomar en cuenta las versiones de los testigos; el hacer el montaje del día viernes sobre la supuesta salida de la Sra. Borja del centro de detención; el decir que Natalia hablaba por teléfono cuando la propia madre recuperó su celular del bolso de su hija; la rapidez con la que los jueces y fiscales se movieron y los apoyos de todos los fiscales de Pichincha al Sr. Pesantez, son todas estas bajezas tan profundas como la cadena en contra del Sr. Mantilla. Al igual que todas esas cadenas que sacan en contra de cualquiera que se les interponga.

Por último le cuento que hace dos años, mientras le iba a dejar a mi hija a su colegio, atropellé a un niño en la calle. Nunca le vi; sólo sentí un golpe. Pensé que me había chocado contra algún molón de esos que la gente deja en la calle para guardar estacionamiento. Infortunadamente fue un niño de 8 años. Yo sí llamé desde mi propio celular tanto a la ambulancia como a la propia policía. Yo sí intenté auxiliar al niño con lo que pude. Yo sí fui a la cárcel una semana sin haber cometido ni una sola falta. Yo sí llevé al niño a un hospital privado. Para suerte del niño y mía, el guagua sobrevivió. Gracias a Dios no manejaba rápido, pero el niño por poco se muere. Hasta ahora sigo endeudado con la cuenta del hospital y gastos de abogados y trámites legales. Pero pese a no ser el causante, yo NO tuve la oportunidad de recobrar mi libertad pagando una fianza como en el caso de la Sra. Borja donde sí hubo por lo menos cuatro contravenciones claramente estipuladas en la ley. Para mí la justicia fue lentísima, pero para la Sra. Borja fue cuestión de horas. Por suerte yo pude contar con recursos para afrontar semejante situación, pero junto a mí había decenas de hombres pobres quienes sí debieron estar confinados allí 30 días.

En verdad que este socialismo tiene muchos "pros", como este de liberar en pocas horas a un/una camarada revolucionario/a aún siendo un/una cuádruple contraventor/a. Con tal de estar vinculado a la revolución es cuestión de un billete nomás. Pero como no hay nada perfecto, el gran "contra" de este socialismo es que el ciudadano común tiene más o menos un 0,003% de probabilidades de estar vinculado al Gobierno.

Quisiera escuchar a algún revolucionario que diga algo en este caso.

Quisiera verle al Sr. Alvarado haciendo una cadena criticando a la familia Pesantez como lo hizo en el caso del Sr. Mantilla (aunque la diferencia en el nivel de decencia de los unos y de los otros es abismal).

SOBRETODO quisiera ver al Gobierno y a sus medios de comunicación, sacando a la luz las opiniones de la familia Emme así como le ha dedicado todo el tiempo a la familia de la niña que se accidentó con el Sr. Mantilla.

Y qué decir de los de la ruptura de los 25… me provocan nauseas porque huelen a leche, pero leche agria. Qué pena de juventud política, aplaudiendo rabiosamente al Líder, haga lo que haga. Caudillo y acaudillados. No hay futuro!

Cada vez más me convenzo de lo aplastada que es esta revolución. Para muchos de sus militantes los principios no valen por lo que son sino por quién los predica. Hay que ver cómo fue el discurso del Gobierno, o sea del Presidente Correa, frente al caso del Sr. Mantilla (quien, repito, su actuar fue de lo más decente) y hay que ver cómo fue el discurso oficial en el caso de Pesantez, que ha sido todo menos decente.

Por favor Dr. Oquendo que no deje de expresar su bronca –no contra el Gobierno- sino contra todo lo chueco que pasa todos los días en nuestro país y contra el cual el "pendejismo" de mucha ciudadanía no reacciona. Es efecto de la burundanga mediática, lo sé, pero también hay mucho de "pendejismo" de los ciudadanos.

Me despido con un cordial saludo para usted y para su radio.

Afectuosamente,

Rafael Pazmiño
1706726963

 
Rebelión en la Granja PDF Imprimir E-mail
Escrito por Héctor Céspedes   
Viernes, 12 de Febrero de 2010 01:52

En inglés Animal Farm, es una novela satírica del escritor Ingles George Orwell, escrita en 1945, acerca de un grupo de animales en una granja que expulsan a los humanos y crean un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en una tiranía brutal. Orwell,

Leer más...
 
El Político Narcisista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Héctor Ygonet Céspedes   
Lunes, 08 de Febrero de 2010 01:17

Cuenta Ovidio, que Narciso era hijo del río Céfiso y de la ninfa Liríope.

Leer más...
 
Justicia para Natalia Emme PDF Imprimir E-mail
Escrito por Héctor Ygonet Céspedes   
Lunes, 01 de Febrero de 2010 03:46

La Justicia no es el dar o repartir cosas a la humanidad, sino el saber decidir a quién le pertenece esa cosa por derecho. La Justicia es ética, equidad y honestidad.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Pág. 9 de 18