Nacional
¿QUIEN LE CREE AL PRESIDENTE? PDF Imprimir E-mail
Escrito por CARLOS SAGNAY DE LA BASTIDA   
Sábado, 05 de Noviembre de 2011 15:32

Terminó la era de Gaddafi, brutal dictador de Libia por 42 años, con la noticia de su muerte en los medios de todo el mundo. El diario británico The Sun, indicó el 21 de Octubre: "El tiránico Coronel Gaddafi llamó ratas a la gente de Libia que se levantó contra él, pero ayer murió como rata él mismo cuando fue arrinconado en un desagüe apestoso".

Leer más...
 
De regionalismo e ideologías PDF Imprimir E-mail
Escrito por Guillermo Arosemena Arosemena   
Domingo, 16 de Octubre de 2011 22:51

Un ofensivo artículo sobre la Independencia de Guayaquil publicado en un diario de nuestra ciudad, pretende minimizar la importancia del 9 de Octubre y el rol de Olmedo en la Independencia. Es parte de un largo repertorio como el supuesto desprecio de Alfaro a los empresarios y las causas de la Revolución Juliana.

Leer más...
 
VIDA EN FAMILIA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Juan Carlos Faidutti   
Martes, 30 de Agosto de 2011 03:18

Como ya conocen los lectores, fuimos anfitriones del Dr. José María Velasco Ibarra y su cónyuge dona Corina Parral durante el tiempo que duró la quinta campaña electoral y por dos años màs mientras desempeñaba la presidencia de la república hasta la disolución del congreso en 1970.

Había que combinar lo político con lo social y eso nos propusimos con mi esposa. En los almuerzos y en las cenas nos sentábamos siempre doce personas, durante los siete días de la semana haciendo yo de jefe de protocolo para situar a las personas de acuerdo con su rango, aunque las cabeceras estaban reservadas: la principal para el Dr.Velasco Ibarra y la otra para mí como dueño de casa.

La razón de este artículo

 

Por ejemplo, Galo García Feraud, un destacado y conocido jurista guayaquileño , me contó un episodio que vivió junto con miembros de la Junta de Beneficencia, cuando pidieron una audiencia para tratar el problema por el que estaban pasando, ya que determinados elementos quería despojar a la Junta de terrenos válidamente adquiridos. Aceptando los argumentos que les presentó Galo como Subprocurador y demostrando estar al día con normas del Derecho Civil, el presidente dijo "a la Junta de Beneficencia nadie la toca" y de inmediato ordenó a los ministros correspondientes de que se preocupen para que sus órdenes se cumplan.

Guillermo Chang, exvicealcalde de esta ciudad, siendo un joven abogado recién graduado fue designado por el Ministro del Trabajo, Subdirector del Trabajo del Litoral. Posesionado, le correspondió atender un asunto laboral muy delicado y encontrándose el Presidente en la gobernación del Guayas fue llamado para que se presente inmediatamente pues existían trabajadores que reclamaban ciertos derechos. Guillermo contestó que subiría dentro de un momento (La subdirección del Trabajo estaba ubicada entonces en el edificio de la Gobernación) pues quería darse tiempo para revisar el expediente. "Perdón", le dijo el Edecán, la orden es que suba en este instante. Así lo hizo. El Dr.Velasco se quedó un tanto sorprendido por la juventud de Chang, pero su brillante explicación le valió unas sinceras felicitaciones. Además, le comento al ministro del ramo, el acierto que había tenido al nombrarlo en ese delicado cargo.

Por último, me voy a permitir transcribir una carta enviada al diario El Comercio por el señor Marcelo Sáenz Miño donde puede apreciarse mejor el sentido humanitario de nuestro expresidente.

"Nunca fui, ni soy político de profesión, pero sí seguidor de la vida diaria de nuestro Ecuador. Un día, más o menos 8 meses antes de la caída del Dr. José María Velasco Ibarra, fui llamado a su despacho, en Carondelet, y me pidió de favor si podía "madrugar" a las 5:30 ó 6 de la mañana los días 16 ó 30 cada mes. Me pareció raro su pedido, ya que con el presidente Velasco, no se tenía horario de labor, ni hora fija de entrada o salida... El caso concreto fue que me pedía recibir su sueldo de cada quincena, para repartir a los menesterosos de las iglesias Catedral, Sagrario, Compañía y otros de La Merced. Lista que varió muy pocas veces. Entregaba sus emolumentos ya que decía: el Estado, con dinero del pueblo, me paga todo: tengo vivienda, comida, ropa, me pagan la luz, agua etc., ¿Para qué me sirve el dinero, si hay pobres que no tienen ni para cubrir una de las tres comidas?
No es anécdota, fue una realidad vivida, cuando desempeñe el cargo de Tesorero General de la Nación."
Como habrán notado quienes tienen la paciencia de leerme, domingo a domingo, desde hace tres semanas empecé a contar mis experiencias en la vida diplomática, pero muchos amigos y conocidos se me acercaban a comentar que conocían muy poco del Dr.Velasco Ibarra y que por eso se habían interesado en leerme. Otros me han contado anécdotas que ellos vivieron con el expresidente. Por último me sentí comprometido a continuar con el tema por el interesante artículo publicado por don Fernando Larenas en el diario El Comercio de Quito.

Ya pueden considerar los lectores la responsabilidad y trabajo que realizó mi señora para atender los detalles de las comidas, la atención a la señora Corina y la de cumplir sus funciones de madre de cinco hijos adolescentes. Por suerte, acordamos que el desayuno se lo servían en el dormitorio y allá iba mi abnegada esposa para tocar la puerta, entregar el diario y los primeros alimentos del día. Como tenía que arreglarse desde la cinco de la mañana para estar presentable ante sus huéspedes, cuando saludaba con el Dr.Velasco, éste siempre tenía una palabra de halago y agradecimiento para ella, que bien se lo merecía. El Dr.Velasco nos comentaba que su vida privada se terminaba cuando empezaba a leer los diarios, dándole mucha importancia a la pàgina editorial.

Como nota especial, quiero contarles que el expresidente era muy aficionado a los dulces. Por este motivo nos preocupabamos de tenerle en el velador de su habitación una caja de chocolates y una botella de güisqui pues, por prescripción médica y para recuperar calorías, al medio día se tomaba una pequeña copa de ese licor.

Ya en el campo estrictamente social, la gran cantidad de personas que invitabamos, muchos de ellos que no lo habían tratado jamás o que fueron opositores, quedaban muy bien impresionados tanto del Dr.Velasco como de su señora. Se conversaba de todo y las reuniones eran verdaderamente muy amenas. Al terminar las tertulias, siempre el Dr.Velasco me hacía algún comentario sobre los invitados que recién conocía, sean damas o varones. Por supuesto que uno que otro trataba de monopolizar la conversación con intención de buscar protagonismo sin conseguirlo porque era obvio el interés que perseguían.

Leer más...
 
Correa al banquillo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Carlos Alberto Montaner   
Miércoles, 10 de Agosto de 2011 02:39

Me temo que Rafael Correa, el presidente de Ecuador, ha abierto la caja de los truenos. El juicio contra el periódico El Universo y su rencoroso empeño en encarcelar al periodista Emilio Palacio y a los directores de ese diario acabarán por convertirlo a él en reo de esos mismos delitos cuando cambien las tornas. Hoy el presidente Correa en gran medida controla el poder judicial, pero en América Latina, y especialmente en Ecuador, ése es casi siempre un fenómeno pasajero.

Leer más...
 
Nuestros “Historiadores” Ecuatorianos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Guillermo Arosemena Arosemena   
Viernes, 29 de Julio de 2011 20:43

Me refiero a aquellos que han escrito sobre la historia ecuatoriana sin usar fuentes primarias, basados en lo que narraron otros, décadas después de haber transcurrido el episodio en estudio.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Pág. 1 de 18