Harry & Bess Truman PDF Imprimir E-mail
Escrito por Emilio Avellán   
Miércoles, 05 de Enero de 2011 00:22

HARRY TRUMAN fue una clase diferente como Presidente. Probablemente hizo tantas ó mayores decisiones en relación con nuestra historia como Nación como las que hicieron los otros 42 Presidentes que lo precedieron.

Sin embargo, una medida de su grandeza puede que permanezca para siempre y esa fue lo que hizo después que dejó la Casa Blanca. El único 'Activo' que tenía cuando falleció era la casa en cual vivía, que se hallaba en Independence, Missouri. Su esposa la había heredado de sus padres y aparte de los años que pasaron en la Casa Blanca fue donde vivieron durante toda la vida.

Cuando se retiró de la vida Oficial en 1952, todo su ingreso fue de una pensión que se reportó que venía del Ejército de U.S. de $13,507.72 al año. El Congreso, enterándose que pagaba sus sellos de correo y pegándolos personalmente con su saliva, le otorgó un 'allowance' y, más tarde, una pensión retroactiva de $25,000 por año.

Luego de la inauguración del Presidente Eisenhower, Harry and Bess regresaron manejando su carro a su hogar en Missouri... sin ninguna compañía del Servicio Secreto. Cuando le ofrecían posiciones corporativas con grandes salarios, los rechazaba, diciendo: "Ustedes no me quieren, lo que quieren es a la figura del Presidente y esa no me pertenece. Le pertenece al Pueblo Norteamericano y no está a la venta...".

Aún después, cuando en Mayo 6, 1971, el Congreso estaba preparándose para otorgarle la Medalla de Honor en su 87 cumpleaños, se rehusó aceptarla, escribiéndoles que: "No considero que haya hecho algo que me la merezca, ya sea que venga del Congreso o de ninguna parte." Como Presidente se pagó todos los gastos de viaje y la comida con su propio dinero.

Políticos modernos han encontrado un nuevo nivel de éxito usando la Presidencia, resultando que obtengan una enorme riqueza. Hoy día, muchos políticos en el Congreso también han encontrado los medios de convertirse en millonarios, mientras disfrutan sus puestos, los cuales están ahora a la venta. ( sic. Illinois )

El bueno de Harry Truman estaba en lo correcto cuando observaba: "Mis metas en la vida siempre fueron ser un pianista de una casa de putas o ser político. Y para decir la verdad, no existe gran diferencia entre las dos!"