La economía de China se desacelera en un contexto mundial degradado‏ PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Martes, 18 de Octubre de 2011 00:00

El crecimiento de la economía de China se desaceleró en el tercer trimestre a un 9,1% y sus exportadores ya sienten el impacto de la crisis en Europa y Estados Unidos, aunque las autoridades, preocupadas sobre todo por la inflación, descartan flexibilizar el crédito.

 

"El crecimiento económico afronta actualmente un entorno más complicado tanto en el plano interno como en el externo", indicó el portavoz de la Oficina Nacional de Estadística, Sheng Laiyun.

El crecimiento de la segunda economía mundial, que había alcanzado un 10,4% en 2010, fue del 9,7% interanual en el primer trimestre, de un 9,5% el segundo y de un 9,1% en el tercero.

Pero las autoridades siguen teniendo en foco principalmente la lucha contra la inflación. Para contener una subida de precios que alcanzó el 6,1% en septiembre, después de culminar a un 6,5% en julio, el Gobierno ha restringido en el último año el crédito y subido los tipos de interés.

Por su parte, los exportadores chinos empiezan a sufrir la crisis de las deudas soberanas en Europa, su primera fuente de ingresos, y una situación económica difícil en Estados Unidos. También se vieron afectados por las alzas salariales en China y por una apreciación del yuan, que ha ganado un 7% en un año respecto al dólar. "Hay un aumento de factores de inestabilidad e incertidumbre", admitió Sheng.

La agencia calificadora Moody's apuntó en una nota que el comunicado de la Oficina de estadísticas china se abstiene de mencionar la estabilidad de precios como una "prioridad" y que hace en cambio hincapié en la necesidad de poner en marcha una política más "prospectiva, flexible y adaptada".