Disturbios conmueven fe en estabilidad de G.Bretaña‏ PDF Imprimir E-mail
Escrito por Peter Apps   
Viernes, 12 de Agosto de 2011 02:05

LONDRES (Reuters) - A los ojos de los mercados financieros, Gran Bretaña era hasta hace unos días un modelo de austeridad exitoso y sostenible y un refugio seguro donde los multimillonarios de todo el mundo podían comprar casas y esconder sus ahorros.

 

Sin embargo, los disturbios que han sacudido a Londres y otras ciudades inglesas durante esta semana han socavado ese modelo, planteando interrogantes sobre la sustentabilidad de los recortes de gastos y la creciente brecha entre ricos y pobres.

En muchas de las salas de operaciones financieras de los rascacielos del distrito de Canary Wharf, gestores de patrimonio y analistas veían nubes de humo en varias direcciones esta semana, luego de que los manifestantes incendiaron edificios y saquearon tiendas.

La capital inglesa recuperó la tranquilidad, al menos durante la noche del martes, con una masiva demostración de fuerza por parte de la policía. Pero esta fuerza también enfrenta los drásticos recortes de gastos que afectarán todos los ámbitos, desde los militares a las prestaciones sociales y los servicios del centro de la ciudad.

El Gobierno británico dice que la coalición en el poder mantiene su compromiso tanto para cortar un déficit presupuestario récord y mantenerse en el mando hasta las elecciones previstas para el 2015.

Los inversores siempre han tenido sentimientos encontrados respecto a la austeridad.

Si bien quieren que el Gobierno británico enfrente el enorme déficit para frenar la acumulación de la deuda, también temen que los recortes impulsarán la economía hacia una recesión, golpeando a las ganancias corporativas y el impuesto sobre la renta, además de elevar los costos del gasto social y llevar al país a un mayor endeudamiento.

Sin embargo, ellos comparaban generalmente la determinación británica de reducir el déficit con la indecisión y las luchas internas paralizantes, y con la formulación de políticas en la zona euro y Estados Unidos. Ahora, no están tan seguros.

"Si me hubieran preguntado el fin de semana, hubiera dicho que debido a los problemas de la zona euro y en Estados Unidos, la libra esterlina (moneda británica) podría estar a punto de convertirse en un refugio atractivo", dijo Simon Derrick, jefe de divisas de la sucursal de Londres del Bank of New York Mellon.

IMPACTO LIMITADO

El impacto en el mercado a corto plazo parece ser limitado. Derrick dijo que la cobertura mediática en Estados Unidos de los disturbios de Londres provocó una modesta venta de la libra esterlina el martes, pero los mercados hicieron en gran medida caso omiso de la violencia.

Después de los levantamientos que sacudieron Oriente Medio y el norte de Africa a principios de este año, los administradores de riqueza han dicho que miles de millones de dólares fueron trasladados a Londres.

Atraídos por la reputación de estabilidad y la oportunidad de una vida de lujo -así como un sistema jurídico sólido y sistemas que les permitían disimular su riqueza a través de fideicomisos y otras estructuras- los multimillonarios han comprado propiedades y otros activos en Gran Bretaña.

Pero los acontecimientos de esta semana socavaron el apelativo de refugio seguro de Londres y algunos analistas esperan que se soliciten controles más estrictos sobre la riqueza ilimitada y un replanteamiento de los recortes previstos.

Algunos países, como Letonia e Irlanda, han llevado a cabo recortes masivos con un descontento relativamente pequeño, pero no todos pueden lograr lo mismo.

Los disturbios británicos podría apuntar a riesgos similares en otras ciudades de Europa y Estados Unidos cuando los recortes comiencen a materializarse.

(Editado en español por Rodrigo Charme)