El West Texas Intermediate, el contrato a futuro de crudo más transado del mundo, pierde impulso ante el Brent, la referencia europea PDF Imprimir E-mail
Escrito por DAN STRUMPF y CAROLYN CUI, WSJ   
Sábado, 04 de Junio de 2011 03:14

CUSHING, Oklahoma—Esta pequeña ciudad ha sido el epicentro del mercado petrolero durante casi tres décadas. Aquí se almacenan millones de barriles del crudo ligero y dulce cuyos contratos son los más transados del mercado mundial de petróleo. El contrato a futuro conocido como West Texas Intermediate, WTI por sus siglas en inglés, no pasa por un buen momento. Un auge en la construcción de oleoductos que ha llenado las terminales de Cushing ha mantenido al WTI muy por debajo de otros precios de referencia.

La brecha ha golpeado duramente a las aerolíneas que utilizan el contrato para comprar combustible a precios estables y ha llevado a algunos grandes productores de petróleo a adoptar otros métodos para establecer sus precios.

Los reguladores de Oklahoma están preocupados por la posibilidad de que Cushing pierda su primacía en el mercado del petróleo, lo que sería algo equivalente a que el Promedio Industrial Dow Jones dejara de ser el barómetro del mercado bursátil.

Durante mucho tiempo el barril de petróleo WTI ha operado a un US$1 de distancia del precio Brent, que se cotiza en Londres. En los últimos 12 meses, sin embargo, el precio del Brent ha subido cerca de 55% y el WTI sólo 36%. La gasolina, el combustible para calefacción y el destinado a aviones, que históricamente siguen al WTI, se han disparado más de 50%.

Una demanda presentada la semana pasada por reguladores estadounidenses ha vuelto a colocar a Cushing en el centro de atención. Las autoridades dicen que dos operadores de la empresa de comercialización de commodities Arcadia Petroleum Ltd. y una compañía afiliada compraron y vendieron grandes cantidades de petróleo como parte de un intento por manipular el mercado del WTI. Arcadia niega haber obrado incorrectamente.

La Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), propiedad de CME Group, seleccionó a Cushing en 1983 porque tenía una red de oleoductos y tanques de almacenamiento construidos cuando el estado de Oklahoma estaba en pleno auge como productor de petróleo. La producción llegó a un récord de 750.000 barriles diarios en 1927, lo que transformó a Oklahoma en el principal productor de EE.UU. cuando el país era el mayor productor de petróleo del mundo.

Hoy Oklahoma ocupa el sexto lugar entre los estados petroleros y EE.UU es el tercer productor de crudo, detrás de Rusia y Arabia Saudita, y el mayor importador del mundo.

Cushing fue durante mucho tiempo considerada una referencia idónea para el mercado petrolero debido a que sus oleoductos y tanques dejaban que el petróleo entrara y saliera libremente de esta ciudad de 9.600 habitantes. Se esperaba que los yacimientos declinantes de Oklahoma y el oeste de Texas enviaran petróleo a Cushing de forma predecible.

Pero el "boom" en la producción de las arenas bituminosas de Canadá durante la última década creó un río de petróleo anteriormente no extraído. Nuevas técnicas de perforación que están siendo utilizadas en Dakota del Norte e incluso en la propia Oklahoma también han generado una mayor producción. El lugar más fácil para depositar buena parte de este crudo han sido los tanques de almacenamiento de Cushing.

Más de 40 millones de barriles de petróleo están hoy almacenados en Cushing, dos tercios más que el promedio semanal de 24 millones de barriles de los últimos siete años. Los inventarios han estado subiendo de forma sostenida, en parte porque nuevos oleoductos han sido conectados a los tanques de Cushing. Y como pocos oleoductos han sido construidos para sacar el petróleo, se ha generado un cuello de botella.

Algunos economistas de la Reserva Federal de EE.UU. han dejado de recurrir al contrato WTI como el único utilizado para sus pronósticos. Los analistas de valores de Raymond James Financial Inc., por su parte, acaban de abandonar el WTI y adoptar el Brent, la referencia europea, para calcular las ganancias de algunas empresas petroleras.

"Si solamente miramos al WTI, es más bajo que el precio efectivo que están afrontando los consumidores", afirmó Mine Yücel, economista especializada en energía de la Reserva Federal de Dallas.

Stephen Brown, profesor de Economía de la Universidad de Nevada, en Las Vegas, calcula que utilizar el actual nivel de precios del WTI subestima el impacto del encarecimiento mundial del petróleo sobre el crecimiento económico entre 0,2% y 0,7%.

Petróleo Brasileiro SA, la petrolera estatal brasileña, anunció recientemente que comenzó a cotizar la mayoría de su petróleo tomando como referencia el precio Brent, no el WTI. La colombiana Ecopetrol SA empezó hace poco a vender parte de su petróleo también tomando en cuento el Brent en lugar del WTI. Arabia Saudita, el mayor productor mundial de petróleo, dejó de usar el WTI el año pasado.

El crudo de Cushing "es casi una referencia regional" hoy en vez de mundial, dijo Norm Szydlowski, presidente ejecutivo de SemGroup Corp., uno de los mayores dueños de instalaciones de almacenamiento en Cushing. La Oklahoma Corporation Commission, la reguladora del sector de gas natural y petróleo del estado, ha analizado cambios a leyes ya centenarias para poder fijar un "piso" al precio del petróleo. Pero la comisión dijo que no está claro si se pueden aplicar esas leyes a la actual situación. "No estamos pidiendo precio aumentos para la energía. Simplemente pensamos que el petróleo de Oklahoma debería tener el mismo precio que otros", dijo Jeff Cloud, integrante de la comisión.

En estos momentos, hay más de dos millones de contratos a futuro vinculados a Cushing, comparados con unos 900.000 contratos Brent. WTI también posee un mercado de opciones más profundo, lo que lo vuelve una referencia más atractiva para los operadores que quieren entrar y salir del mercado rápidamente.

Copyright 2011 Do